Nutrición y Belleza

¿Cómo Cuidar la Piel de Sol?

La piel es el órgano más grande del cuerpo y tiene varias tareas vitales 1 . Por lo tanto, es importante que lo trates adecuadamente protegiéndolo, limpiando e hidratando. Si comienza a cuidar su piel a una edad temprana, se quedará con ella por el resto de su vida. 

Los niños y adolescentes rara vez tienen problemas de la piel y, por lo tanto, muchas personas no lo atienden a una edad temprana. Muchas personas piensan que la piel seca o las quemaduras solares no duelen. La consecuencia puede ser que, a una edad adulta, uno se da cuenta del daño que esto ha causado a la piel, y luego el daño ya ha ocurrido.  

Sin embargo, nunca es demasiado tarde para comenzar a cuidar la piel, y hay algunas reglas importantes para recordar:

Protege tu piel del sol excesivo

Debe tomarse en serio el daño que la excesiva exposición solar puede causar a la piel. Cuantas más veces se haya quemado con el sol, mayor será el riesgo de desarrollar melanoma maligno, cáncer de mole. El bronceado excesivo también hace que la piel envejezca más rápido porque el tejido conectivo se daña y se arrugan. La piel pierde su elasticidad y puede obtener manchas de pigmento en la piel.

Cuando esté fuera, es importante usar un protector solar de alto factor solar, permanecer a la sombra y usar ropa bien ventilada y un sombrero para el sol como protección. 

Cuidadosamente limpio

Demasiado jabón puede resecar e irritar la piel. La piel contiene humedad natural y emolientes que protegen contra cuerpos extraños y microorganismos. Por lo tanto, debe tener cuidado con mucho jabón si tiene la piel seca y sensible, ya que el jabón puede eliminar parte de la capa de grasa natural. 

Cuanto más intentes eliminar la grasa, más trabajarán las glándulas sebáceas de la piel para reemplazarla. Por lo tanto, es mejor usar una loción limpiadora que contenga grasa o agua para la cara que no contenga alcohol. 

Humedad y ablandamiento

Para que la piel no pierda su elasticidad y envejezca prematuramente, es importante que no se seque demasiado. Al secarse se produce más sebo que a su vez puede causar problemas con el acné.

La piel seca e irritada necesita humedad, y es importante elegir productos que se adapten a su tipo de piel. Debe considerar que existe una diferencia entre las cremas grasas para pieles muy secas y las cremas hidratantes. 

Para la piel seca, se recomienda un producto con más contenido suavizante, mientras que una piel normal a mixta necesita un producto más ligero con más humedad. Además, los niños deben lubricarse con productos suavizantes e hidratantes después de bañarse o ducharse. También es bueno usar un aceite de baño o ducha o productos de limpieza suaves. 

¡No olvides examinar tu piel!

La piel puede verse afectada por diversos trastornos, tanto leves como severos. Como parte de su propio cuidado de la piel, puede ser bueno y, a veces, examinarse. Haga clic en el enlace a continuación para aprender cómo realizar dicha encuesta.